Denuncias por fumigaciones aéreas, aún sin respuesta

Productores temen que se detecten químicos en la miel que impidan la exportación a Europa

Mérida, Yucatán, 18 de diciembre del 2018.–  Tras cuatro meses de espera, ninguna de las instancias federales ante las que apicultores de Tizimín denunciaron por los daños ocasionados por fumigaciones aéreas ha emitido respuesta alguna. Los productores temen que durante la cosecha se detecte algún químico en la miel, lo que ocasionaría que el producto no se pueda exportar a Europa y por lo tanto, se generarían grandes pérdidas económicas para el sector.

Como se ha informado en Desde el Balcón, el pasado 26 de septiembre un grupo de apicultores de la comisaría tizimileña Dzonot Carretero interpusieron denuncias ante la Procuraduría Federal de Protecciíon al Ambiente (PROFEPA), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la de Salud, ya que en julio fueron fumigados los ranchos de la empresa “Chilib”, del empresario Jacobo Xacur Eljure, y esto dañó las colmenas y ocasionó la muerte masiva de abejas en la zona.

En entrevista, el apicultor Marco Antonio Cupul Ku informó que únicamente la PROFEPA ha respondido a las demandas, sin embargo, no ha realizado ninguna acción al respecto. Las otras instancias no se han pronunciado sobre el caso.

“Me da tristeza, nosotros tenemos un derecho y las leyes están ahí y no se cumplen, tal vez porque somos campesinos y no somos ricos para pagar a las dependencias para que ya no nos hagan esto. Pero seguiremos luchando para defender nuestro territorio maya y la apicultura, que es una herencia cultural de la que subsisten nuestras familias”, externó.

Comunicó que aunque no se registró otra fumigación en la zona del Dzonot Carretero, sí ocurrieron más en otros terrenos de la empresa “Chilib”. Recordó que en la zona de Tizimín ya ascienden a 91 las colmenas orgánicas dañadas por los químicos, es decir, el 30% de las que se encuentran en esa área. Cada una tiene un valor de 4 mil pesos aproximadamente.

En este punto, Cupul Ku indicó que aunque no ha iniciado la cosecha, hay temor entre los productores a que cuando comience se detecten residuos tóxicos, pues eso impediría que la miel sea exportada a Europa y otros continentes. “Lucharemos para que nuestra apicultura no siga dañada y que nuestra miel orgánica no esté contaminada, que no ponga el riesgo el mercado europeo”, sostuvo.

Finalmente, comentó que esperan que la reunión con autoridades federales del sector del campo fructifique en beneficios para los apicultores. Eso sí, recalcó que los productores del Dzonot llegarán hasta las últimas consecuencias para defender la apicultura maya. (Lilia Balam)

Publicado el: 18 diciembre, 2018

Vistas: 131