En vilo, dinero para autos, computadoras y asesores en el Senado

1982067

Pese a que está programada la entrega de 50 mdp a los nuevos legisladores, es posible que la entrega del recurso se frene

Ciudad de México, 13 de agosto de 2018.– Los planes de austeridad que Morena impondrá al Senado a partir del 1 de septiembre incluyen la cancelación de 50 millones 176 mil pesos que ya están asignados para la compra de 128 automóviles, 128 computadoras personales y 128 fondos para la contratación inmediata de asesores que, de acuerdo con la ley, forman parte de los derechos de los nuevos senadores al comenzar la LXIV Legislatura.

Como parte del presupuesto de egresos del Senado para este 2018, está prevista la distribución de 50 millones 176 mil pesos entre los 128 nuevos senadores, sólo durante la primera semana de septiembre, que es cuando cada uno de ellos debe recibir 392 mil pesos, de los cuales 250 mil pesos son para que se compren un automóvil; 25 mil pesos para una computadora personal y 117 mil pesos para el pago de su equipo de asesores, denominado Apoyo Legislativo.

ANTERIORES AHORROS

Ya en 2006, la LX Legislatura generó el primer ahorro en este tipo de gastos, pues ese año se decidió que el Senado dejara de comprar los automóviles de los 128 senadores, lo cual implicaban el pago de tenencias y verificaciones con cargo al erario del Senado.

En ese año, el Senado decidió entregar mejor una partida única al comienzo de la Legislatura para que los senadores se compraran un auto y corriera a cargo de ellos el pago de verificaciones y tenencias, lo que provocó un ahorro de 8.5 millones de pesos.

La dinámica de entregar dinero a los senadores se mantuvo en las LXI, LXII y LXIII Legislaturas, pero ahora, Morena, que tendrá la mayoría del pleno y, por lo tanto, el control de los gastos, analiza quitarlo en definitiva, junto con el apoyo para la compra de computadoras personales y 117 mil pesos para asesores.

De acuerdo con los estados financieros al 30 de junio de 2018, el Senado generó un ahorro de 460 millones 793 mil 356 pesos, fondo del cual salieron los 135 millones de pesos para finiquitar a los mil 200 empleados de comisiones, asesores y trabajadores administrativos, a quienes les amplió un mes sus contratos y se les dio un bono incluso a quienes no tenían derecho a recibir dinero por terminar su labor con el cierre de la LXIII Legislatura.

Y en ese fondo también están los 50 millones 176 mil pesos que están previstos para que los senadores comiencen a trabajar desde el 1 de septiembre.

Las reglas administrativas del Senado establecen que la primera dieta de los senadores se deposita en sus cuentas el 1 de septiembre; actualmente, la dieta es de 118 mil 300 pesos, y así deberá ser hasta el 31 de diciembre; sin embargo, su integración variará de manera significativa una vez que se concrete la disminución de hasta 42% de la dieta, al excluir los seguros de gastos médicos mayores, de vida y de separación individualizada que tienen.

La información compartida con este diario establece que será a partir de que ya se acrediten los senadores cuando se realicen las reuniones entre los coordinadores parlamentarios de todas las fuerzas políticas, a fin de que Morena les haga saber sus planes de ahorro y se ordene el recorte tanto de dietas como de estas partidas extras de inicio de Legislatura.

Publicado el: 13 agosto, 2018

Vistas: 150