Hay nuevas aves en el ‘Nido’

1835898

La llegada de los refuerzos del América estuvo marcada por las porras y el tumulto en el Aeropuerto

México, 10 de enero de 2018.- El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se convirtió ayer literalmente en un Disturbio Monumental, como si se tratara de un homenaje a los dos grupos de animación del América. Sin tocar todavía un balón, los flamantes refuerzos Andrés Ibargüen y Jérémy Ménez, provocaron tumultos a su llegada ante cientos de seguidores desesperados por encontrar a un nuevo ídolo americanista.

No importó que fuera un día laboral, ni enfrentar el frío capitalino y ni siquiera que ambos jugadores llegaran con 12 horas de diferencia. Los aficionados hicieron una extensión del Azteca en la terminal aérea, que se pintó de amarillo y azul.

Como si los empujones mañaneros con la llegada del colombiano Ibargüen no hubieran sido suficientes, más aficionados se reunieron para recibir por la tarde al francés Ménez, a quienes algunos ya le cuelgan el nombre del “Gignac americanista”.

¡El Ame va a salir campeón!” fue el cántico con el que recibieron a Ménez y a Ibargüen.
El primero en pisar suelo nacional fue Ibargüen. Alrededor de las 7 de la mañana, el exjugador del Racing argentino provocó el furor de un numeroso grupo de aficionados.

A Ibargüen lo tuvieron que escoltar elementos de seguridad del Aeropuerto al grado que por algún momento parecía que lo llevaban detenido.

Fue así que tras varias horas de espera, se escuchara: “¡Es un gran équipe!” Ésa fue la única frase que una afición americanista recargada de energía y entusiasmo le permitió decir a Jérémy Ménez, que poco antes de las 7 de la tarde también hizo su arribo a la Ciudad de México, enfundado en una sudadera americanista igual a la que Ibargüen había portado por la mañana.

Andrés Ibargüen confía en responder a las altas expectativas 

Consciente del equipo al que llega y con la responsabilidad de responder a la confianza que se le brindó, el volante colombiano Andrés Ibargüen arribó a la capital del país para incorporase al América.

Espero llenar las expectativas, saber que en este equipo sólo necesitas ser campeón y debemos ir paso a paso”, indicó a su llegada a la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

En medio de un caos ocasionado por la barra del América que le dio la bienvenida al sudamericano, el exjugador de Racing de Argentina manifestó que quiere aportar para alcanzar los objetivos trazados.

Sé que es el más grande y venimos a hacer más cosas. Hay un excelente grupo de jugadores y queremos hacer grandes cosas. De parte mía hicimos el esfuerzo por llegar acá”, apuntó.
Ibargüen reiteró que es “una gran motivación estar en este club, que es el más grande, y darle una alegría a esta afición”.

Respecto del hecho de jugar al lado del francés Jérémy Ménez, destacó que es un elemento que les ayudará mucho para desarrollarse en todos los aspectos.

Es “un jugador de mucha experiencia. Con sus años en Europa nos puede ayudar a crecer como jugadores y personas”, sentenció.

Horas después de pisar suelo mexicano, el colombiano Andrés Ibargüen se presentó en el Nido de Coapa.

El refuerzo del América para el Clausura 2018 se vistió con el uniforme del equipo y entró a la cancha, pero no trabajó en primera instancia, pues se quedó a platicar en un costado con Santiago Baños, presidente del equipo crema.

Después, el cafetero fue presentado al plantel, que le dio la bienvenida, una costumbre para los recién llegados a Coapa, con zapes en la cabeza y en la espalda.

Publicación Anterior:
Siguiente Publicación:

Publicado el: 10 enero, 2018

Vistas: 198