Interrupción del embarazo debe discutirse “sin creencias”

38844783_302958543791777_349217279667339264_n

Vera Gamboa recalcó que es necesario trabajar en más leyes sobre el tema 

Mérida, Yucatán, 9 de agosto del 2018.- La investigadora y activista Ligia Vera Gamboa expresó que al abordar el tema de la interrupción voluntaria del embarazo los servidores públicos deben “dejar a un lado sus creencias”. Aunque admitió que la LXI Legislatura del Congreso del Estado sí modificó el Código Penal para añadir causales para que no se sancione a las mujeres que abortan, aseguró que es necesario trabajar más en las leyes y reiteró que eso no significa que las activistas “estén a favor de que todas las mujeres interrumpan el embarazo”, sino que todas tengan esa opción.

Como se ha informado en Desde el Balcón, en días pasados asociaciones pro vida se pronunciaron en contra de la propuesta de la senadora Angélica de la Peña Gómez para legislar sobre el derecho de las mujeres a decidir sobre la interrupción del embarazo, así como los movimientos similares que se han originado en países latinoamericanos como Argentina con la “ola verde”.

Al respecto, Vera Gamboa comunicó que la mayoría de los países de América Latina se sumaron a la campaña argentina a favor de la interrupción voluntaria del embarazo, y la juventud mexicana no fue la excepción. “Las jóvenes han tomado consciencia y están participando en la vida social y política de los estados y países”, expresó.

En este punto enfatizó que es necesario que los servidores públicos aborden el tema “dejando de lado sus creencias” y brinden el servicio que de hecho, ya se encuentra plasmado en las leyes mexicanas.

Recordó que la República cuenta con la Norma Oficial Mexicana (NOM) 046, que establece que en caso de violencia sexual se debe dar acompañamiento y la opción del aborto médico a la víctima. “El abuso sexual a menores de edad es un problema en el Estado”, agregó.

Aunque comentó que el Código Penal fue modificado por la presente legislatura -se le añadieron causales para no sancionar a las mujeres que aborten-, la académica sostuvo que es necesario trabajar más en las leyes y que eso no significa que las activistas “estén a favor de que todas las mujeres interrumpan el embarazo”, sino que “todas tengan la opción”.

“Estas medidas buscan que haya menos mujeres muertas por interrumpir el embarazo en situaciones de clandestinidad que ponen en riesgo sus vidas”, puntualizó.

Sobre las asociaciones pro vida, como “40 días por la vida”, que el próximo 26 de septiembre retomarán su actividad de orar frente a una clínica donde presuntamente se practican abortos, externó que “decidir sobre mi cuerpo también es un derecho”  y que la interrupción del embarazo es una decisión personal.

“No se vale ser jueces. Dios dijo que con la vara que miras serás medido y que debes amar a tu prójimo como a ti mismo. Si partimos del amor no tendríamos por qué juzgar, penalizar y castigar a quien decida tomar esa decisión, por el contrario, se debe acompañar y facilitar el proceso para quienes opten por la interrupción y brindar opciones para un parto seguro, dar condiciones para un desarrollo sano del niño para quienes no decidan eso”, expresó.

Finalmente solicitó a las agrupaciones pro vida respeto a los puntos de vista de los activistas a favor de la interrupción voluntaria del embarazo y a la ciudadanía, que se informe con fuentes confiables antes de tomar una postura en la materia. (Lilia Balam)

Publicado el: 9 agosto, 2018

Vistas: 131