Materno Infantil bajo la lupa

Captura de pantalla 2018-01-12 a la(s) 11.18.41

La CODHEY ha recibido 6 gestiones y quejas contra dicho Hospital desde el 2015

Mérida, Yucatán, 12 de enero de 2018.- El encargado de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CODHEY), Miguel Óscar Sabido Santana no descartó que se pueda emitir una recomendación al Centro Materno Infantil de Mérida como resultado de la investigación que se desarrolla por la queja de negligencia médica que interpuso una familia del sur de la ciudad, a consecuencia del fallecimiento de una bebé. Además de este caso, del 2015 al 2017 dicho órgano realizó 2 gestiones y recibió 3 quejas contra ese nosocomio por violencia obstétrica.

Como se ha informado en Desde el Balcón, la familia Castillo interpuso una queja ante la CODHEY por la muerte de una bebé en ese hospital, ya que según los denunciantes, el producto falleció a causa de una negligencia por parte del personal de salud, que no atendió adecuadamente ni a tiempo a la madre durante la labor de parto.

La bebé habría perdido la vida en el vientre de su madre, y al parecer tardaron varias horas en operarla para expulsar el producto de su cuerpo.

Al respecto, Sabido Santana explicó que desde que recibió la queja, la CODHEY emitió medidas cautelares encaminadas a la entrega del cuerpo de la niña fallecida y a la atención médica que debía ser otorgada a la madre.

26829052_10203975182936700_2061127733_o

El organismo ya emitió un acuerdo de calificación en el que señala las presuntas violaciones cometidas, y solicitó el informe del caso a las autoridades involucradas. Actualmente está en proceso la integración e investigación de los hechos.

Añadió que la normatividad de la Comisión señala que una vez que se califica la queja, la autoridad tiene 15 días para rendir un informe y posteriormente se abre el período de recolección de pruebas para acreditar o no los hechos.

Sabido Santana no descartó que después de recabar pruebas la CODHEY emita una recomendación al respecto. Sin embargo, el plazo para ello podría ser de 4 a 9 meses, dependiendo de si la falta es o no grave.

A su vez, comentó que desconoce si la familia interpuso una denuncia penal pero recalcó que es probable que sí, ya que por tratarse de un fallecimiento por causas no naturales, la Fiscalía General del Estado (FGE) debe iniciar una investigación de oficio.

Por otro lado, el representante de la CODHEY recordó que la recomendación general emitida sobre violencia obstétrica en el 2015 derivó de los casos registrados de negligencia médica, falta de atención y fallecimientos ocurridos en hospitales públicos de Yucatán, entre ellos el Materno Infantil.

Comentó que dicha recomendación impulsó la construcción del nuevo recinto del mencionado hospital. “Uno de los puntos era que se mejorara la infraestructura, que se contara con un hospital más adecuado, entendemos que el Centro Materno Infantil que data ya de muchos años por la ubicación y el tamaño ya resulta insuficiente para la cantidad de gente que atiende”, sostuvo.

De acuerdo a información proporcionada por la CODHEY, en el 2015 el órgano realizó dos gestiones en el Materno Infantil. En el primer caso, un miembro del personal no dejó que la paciente pasara a ser revisada hasta que dio información para abrir su expediente. Esto a pesar de que, según el quejoso, era un caso de urgencia.

El segundo hecho se trató de una mujer que dio a luz en el baño del recinto, ya que el personal que la atendió le dijo que “no era momento para que naciera el bebé, por lo que la mantuvieron en espera y le dieron una silla de ruedas para que esperara”.

Ambas gestiones fueron concluidas: la primera por conciliación entre las partes involucradas, la segunda por falta de interés del quejoso.

Ese mismo año fueron interpuestas dos quejas contra el Centro, ambas concluidas por “falta de materia”, es decir, no hubieron los elementos suficientes para acreditar violaciones a los derechos humanos.

En el primer caso, la paciente describió que un doctor le había indicado que podía retirarse pese a tener un desgarre de tercer grado. La herida se infectó y la quejosa tuvo que ser intervenida de urgencia en el Hospital “Agustín O’Horán”. En el segundo caso, una complicación en la cesárea produjo que a la agraviada tuvieran que extirparle la matriz.

En el 2016 una paciente se quejó ante la CODHEY ya que durante la cesárea un practicante del Materno Infantil le abrió el colon, por lo que tuvo que ser intervenida en el Hospital O’Horán. La queja fue concluida por desistimiento de la quejosa.

Cabe mencionar que en el 2015 dos quejas derivaron en recomendaciones de la CODHEY. Una contra el Hospital Comunitario de Ticul debido a que un médico dejó una gasa en el vientre de la paciente durante la cesárea que le fue practicada. La segunda contra el Centro de Salud de Kanasín, que negó el servicio a una mujer con seis semanas de embarazo y brindó una ambulancia sin personal médico para que ésta fuera atendida en el Hospital “Agustín O’Horán”. La paciente falleció de un paro cardíaco al ser ingresada. (Lilia Balam)