Medio tiempo Super Bowl; 13 minutos de gloria

Maroon 5 se presentará hoy en el show del Súper Tazón, ante una polémica desatada por el desaire de varios artistas, como protesta, a la organización

Estados Unidos

La controversia es una pieza inamovible del espectáculo de medio tiempo del Súper Tazón y este año no será la excepción. Maroon 5 será la cabeza del show y hoy contará con las colaboraciones de Big Boi y Travis Scott en el Mercedes-Benz Stadium, en Atlanta.

Sin embargo, para llegar a esta tercia la NFL sufrió debido a que varios artistas declinaron su invitación a causa de la injusticia que ha vivido el exmariscal de campo de los 49 de San Francisco Colin Kaepernick, quien ha sido anulado desde 2016, a causa de las protestas que realizó durante su etapa activa al hincarse durante el himno nacional en protesta de la opresión y violencia sufrida por los negros y extranjeros en Estados Unidos.

Una de las primeras en hacerle el feo a la liga fue la rapera Cardi B, quien se negó a subirse a la tarima como acto solidario hacia Kap y, de acuerdo con AP, lo hizo porque es una persona que apoya a las minorías. Rihanna y P!nk fueron otra dupla superestrella que dijo que ¡no!

Desafortunadamente no todos se han unido a la comunidad que repudia la brutalidad policiaca y las injusticias en contra de las minorías, ya que Travis Scott, un rapero negro y pareja de Kylie Jenner, no cedió ante la presión de Jay-Z y, hasta horas antes del Súper Domingo, sigue confirmada su participación.

Gladys Knight, la Emperatriz del Soul, también ha sido fuertemente señalada, ya que será la encargada de cantar el himno nacional esta tarde en el enfrentamiento entre Patriotas de Nueva Inglaterra y los Carneros de Los Ángeles, y además es activista y constante luchadora por los derechos civiles.

A sus 74 años la cantante estadunidense piensa que su interpretación unirá a la gente.

Big Boi ha sido otro rapero negro confirmado y que se ha mantenido al margen de cualquier comentario, los que no se quedaron callados fueron los estelares de los 13 minutos de duración del mini concierto más mediático de cualquier deporte y certamen del mundo.

“Hablé con mucha gente y lo más importante es que me distancié del ruido, me escuché a mí mismo y tomé una decisión sobre cómo me sentía.

“La gente sabe cuál es mi posición como ser humano después de dos décadas en la industria. No soy un orador público. Hablo, pero lo hago a través de la música. Nadie lo pensó más que yo.

“No estoy en la profesión correcta si no puedo manejar un poco de controversia. Es lo que es. Lo esperábamos y nos gustaría salir adelante”, dijo Adam Levine, de Maroon 5, a Entertainment Tonight.

Ahora, con la decisión tomada, el exintegrante de Pink Floyd, Roger Waters, se ha pronunciado y ha pedido de manera respetuosa a
Maroon 5 que, al menos, se hinquen durante el himno nacional en solidaridad con sus hermanos violentados.

“Les pido que lo hagan en solidaridad con Colin Kaepernick, que lo hagan por cada niño disparado a muerte en las calles, por cada padre y madre y hermano y hermana afligidos”, dijo el bajista en un comunicado.

Después de esta solicitud, que estuvo acompañada por una petición pública donde miles de personas apoyan la causa, Maroon 5 canceló la conferencia de prensa que la liga prepara como previa para los artistas protagonistas del espectáculo.

INICIOS DEL SHOW

Los shows de medio tiempo han existido desde la primera edición y se hacía con bandas de guerra de las universidades del estado en el que se realizaba el juego. En 1972, Ella Fitzgerald fue una de las primeras figuras populares en adueñarse del intermedio del Super Bowl, durante su edición VI, en Nueva Orleans. Fue hasta 1991, cuando la mediatización del breve concierto se realizó y no hubo mejor representante que la boyband del momento, New Kids on the Block, quienes realizaron un show acompañados de personajes de Disney y muchos niños. El año siguiente fue Gloria Estefan.

EL REY DE LOS SHOWS

En 1993, Michael Jackson dio el que hasta hoy se conoce como el mejor medio tiempo de la historia de los Súper Tazones, sólo por ser el Rey del Pop, por su mensaje de un mundo más unido, la salud y la prosperidad de los niños y la tremenda introducción que hizo al “presentarse” en lo más alto del par de pantallas del Rose Bowl, en Pasadena, California. En 13 minutos cantó Jam, Billie Jean, Black or White, We Are the World Heal The World, éstas dos últimas con las que formó un mosaico colosal con ayuda de los más de 98 mil asistentes al juego. A partir del rating que generó la presencia de Jacko, la NFL fichó a puras estrellas de talla de Diana Ross, ZZ Top, Boyz II Men y Queen Latifah, Stevie Wonder, Phil Collins, Aerosmith, NSYNC y Britney Spears, entre otros.

RECORDANDO EL 11/10

En el año 2002, el show estuvo a cargo de U2. El espectáculo de la banda liderada por Bono es considerado el segundo mejor de todos los que se han presentado por una simple cuestión: los irlandeses rindieron homenaje a todas las personas que perdieron la vida el 11 de septiembre de 2001 con los ataques terroristas a Estados Unidos.

AL DESNUDO

En 2004 sucedió el show más polémico de todos. Janet Jackson y Justin Timberlake protagonizaron un escándalo luego de que Justin dejó al descubierto un seno de la hermana de Michael y todos los espectadores lo vieron. Al incidente se le conoce como el Nipplegate. A partir de eso, las transmisiones tienen un breve retraso.

VIVIERON PARA CONTARLO

Durante la primera década del siglo XXI hubo polémica y grandes figuras de la música mundial, pero la lista no podría estar completa en ese decenio con artistas que ya no están entre nosotros: los músicos Prince y Tom Petty, quienes tuvieron su oportunidad en 2007 y 2008, respectivamente.

NO TOCAN EN VIVO

Otra controversia la vivieron los Red Hot Chili Peppers en 2014 cuando fueron pillados tocando con los instrumentos desconectados y fingiendo la actuación en vivo. Flea, bajista del grupo, se disculpó y explicó que a la NFL no le gusta, ni permite, las ejecuciones cien por ciento en vivo para evitar problemas de sonido.

TIBURONCÍN

La actuación en 2015 de la californiana Katy Perry fue una de las más memorables que se han presentado. No sólo por proyectar un mensaje familiar, sino por un tiburón azul que la acompañó durante su actuación. El acto se viralizó positivamente dándole fama al escualo bailarín y obligando a la cantante a incluirlo en el resto de sus giras mundiales.

NADIE LE CREYÓ

En 2017, la cantante Lady Gaga fue duramente criticada porque la edición de las tomas pregrabadas de su show que se transmitieron en el medio tiempo fueron pésimas y se vieron irreales, como la introducción donde supuestamente la neoyorquina se arrojó con un arnés desde lo más alto del NRG
Stadium.

CONSENTIDOS

Paul McCartney estuvo en 2005 y en 2006 The Rolling Stones hizo lo propio, pero condicionaron a La Liga de representar en el escenario el logo de la banda, la lengua creada por John Pasche, que requirió de 28 piezas ensambladas por 600 personas.

Publicado el: 3 febrero, 2019

Vistas: 258

,