Rajoy acorrala a Puigdemont

1772996

El Presidente español dijo al líder catalán que en cinco días debe confirmar si declaró la independencia

España, 12 de octubre de 2017.- El gobierno español, presidido por Mariano Rajoy, dio ayer cinco días al presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, hasta el lunes próximo, para que confirme si ha declarado la independencia de esa región española, según fuentes oficiales.

En el requerimiento que el gobierno español envió ayer al presidente catalán se le da un segundo plazo, hasta el jueves, para que rectifique y evite así la aplicación del artículo 155 de la Constitución española.

Este artículo otorga al gobierno de España la facultad de asumir directamente funciones desempeñadas por las autoridades regionales, en el caso de que no atiendan a ese requerimiento.

Sería muy importante que el señor Puigdemont aclarase al resto de los españoles si ayer (el martes) declaró la independencia o no”, dijo Rajoy en el Congreso.

Es así de fácil y se entiende muy bien (…) No es lo mismo que alguien, en este caso el presidente de una región autonómico, declare la independencia, en cuyo caso el gobierno tiene que actuar, que no la declare”, precisó.

Además, el Presidente del Ejecutivo español lanzó una advertencia: “Es muy importante que el señor Puigdemont acierte en su respuesta”.

Sobre la sesión del parlamento catalán del martes, en la que Puigdemont hizo un amago de declarar la independencia y la retiró inmediatamente, para facilitar el diálogo, Rajoy dijo que es “absolutamente lamentable”.

No hay nadie aquí que pueda pensar que lo que ocurrió (el martes) en el Parlamento de Cataluña (…) fue algo normal, razonable y propio de un país democrático”, subrayó.
Les recordó a los diputados que “todos tienen la obligación de contribuir a mitigar con serenidad una situación que los españoles están viviendo con inquietud y zozobra”.

Rajoy reiteró que lo que tuvo lugar el pasado 1 de octubre fue una votación ilegal para “violar la Constitución, la unidad de España y el Estatuto de Cataluña, y que fracasó “rotundamente”.

Aseguró que, pese a todo, se puede dialogar de cuestiones como la calidad de los servicios públicos, de cómo financiarlos y de qué manera mejorar el marco de convivencia “entre todos”.

Agradeció también las numerosas ofertas de mediadores que ha recibido, pero les recordó que nada hay que acordar sobre lo que ya está establecido en la Constitución: la indivisibilidad de España y que la soberanía reside en el conjunto de los españoles.

Respaldo

Las palabras del Presidente español fueron respaldadas por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), el principal de la oposición, y los liberales de Ciudadanos, en las intervenciones posteriores de sus representantes parlamentarios.

No necesitamos más mediadores que nosotros, que somos los representantes de la soberanía popular”, reiteró la portavoz socialista en el Congreso, Margarita Robles, quién valoró el pacto alcanzado entre Rajoy y el líder socialista, Pedro Sánchez, de abrir en seis meses la reforma constitucional.
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, insistió en su reclamo de poner fecha a unas elecciones autonómicas, para lo que considera que es necesario aplicar el artículo 155 de la Constitución.

Oposición

En rechazo frontal a la posición del mandatario español se manifestaron los diputados de las formaciones independentistas catalanas ERC y PDeCAT, quienes le reprocharon su “empeño” por mantener la unidad de España a toda costa.

También conminaron a Rajoy a aceptar la oferta de diálogo que le hizo el martes Puigdemont, ya que puede ser “la última oportunidad”, en palabras del portavoz del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano.

El diputado de ERC, Joan Tardà, apostó por la mediación que defiende el propio Puigdemont, al que aseguró que defenderán mientras se mantenga “firme” en su voluntad de negociar y buscar mediadores.

Publicación Anterior:
Siguiente Publicación:

Publicado el: 12 octubre, 2017

Vistas: 68