Tiro al Blanco:

La inesperada muerte de Rafael Moreno Valle, coordinador de los Senadores del PAN y su esposa, la recién gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, provocó un impacto político tan severo como cuando en su momento, ocurrió el asesinato del candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio Murrieta, en que la bala que lo mató, de pasó afectó a cientos de sus colaboradores y cercanos.

Caso parecido con el de los políticos poblanos del PAN, ya que Moreno Valle ya mostraba cierto liderazgo dentro del PAN, y ya tenía una gama de colaboradores u aliados en todo el país.

En el caso de Yucatán, el Senador Raúl Paz Alonzo, es uno de los personajes políticos que de rebote no solo salió dañado con la muerte del político poblano por su amistad y cercania, sino también por el peso político específico que significó en el pasado y representaría para el futuro, en su carrera dentro de Acción Nacional.

Es sabido en el seno del panismo nacional y local que fue precisamente Moreno Valle, quien inclinó la balanza en su momento a favor de su “ahijado político”, Paz Alonso, para que finalmente alcanzara la postulación al Senado de la República. Triste noticia pues para muchos panistas del país y de Yucatán. (desdeelbalcon.com)

Publicado el: 26 diciembre, 2018

Vistas: 388