Vuelo Mérida-Atlanta no era rentable

Aeropuerto-de-Merida-01

La ocupación promedio de esa ruta era del 50 por ciento, explicó Ancona

Mérida, Yucatán, 11 de julio del 2018.- El Secretario de Fomento Turístico, Saúl Ancona Salazar informó que el vuelo Mérida – Atlanta no era rentable para la empresa Aeroméxico, motivo por el cual la ruta fue suspendida en días pasados. Aseguró que la conexión tal vez requería más tiempo para “madurar financieramente” y que tanto la planeación de la ruta como la comercialización fueron las partes “flojas” del proyecto.

El funcionario comunicó que la ocupación del vuelo de Estados Unidos a Yucatán era del 70% y de Mérida a Atlanta era del 40%, es decir, la ocupación en promedio era del 50%, cifra que probablemente no era compatible con las utilidades que esperaba recibir la compañía.

Insistió en que tal vez Aeroméxico necesitaba más tiempo para que el vuelo “madurara financieramente” pero que las autoridades estatales no podían intervenir para rescatar la ruta.

“Han pasado esos tiempos en que los Estados decían que se quede el avión o la ruta cueste lo que cueste. Eso es político y eso concluyó hace mucho tiempo. Un gobierno no puede  sostener una ruta, tiene que haber una sinergia para poder lograr números positivos para todos. Es un ganar ganar”, puntualizó.

Eso sí, Ancona Salazar admitió que las partes “flojas” en el proyecto del vuelo fueron tanto la planeación como la  comercialización, es decir, que tal vez faltó que se proyectaran las utilidades de la línea aérea “porque no vuelan por bondad, sino por negocio” y que se promocione la ruta en los destinos para dejar beneficios financieros. “Es cuestión de comunicación integral”, dijo.

A su vez, señaló que Aeroméxico “sigue comprometido” con las autoridades estatales pero recalcó que será necesario apostar por la comunicación integral en futuros proyectos y para establecer nuevas rutas.

Cabe mencionar que el vuelo Mérida – Atlanta, que inició operaciones en diciembre del año pasado, fue el segundo con conexión a Estados Unidos en ser suspendido en menos de un año: el primero fue el Mérida – Miami, cancelado en enero de este año, tras seis meses de operación.

Por otra parte, el funcionario fue cuestionado sobre su desempeño al frente de la SEFOTUR, a lo que contestó que le faltó desarrollar productos turísticos en el interior del estado, aunque pasaron de ser 16 los proyectos de turismo comunitario en el 2012 a 56 en este año. “Creo que podemos trabajar más a profundidad para mayor diversificación de los destinos”.

Agregó que también hizo falta mejorar el puerto Progreso, ya que aunque “se hicieron grandes esfuerzos” para mejorar las cifras de turismo de cruceros “aún hay un potencial muy grande” en la costa yucateca. Finalmente recalcó que “aún le quedan 80 días” y mucho por hacer en el sector turístico. (Lilia Balam; Foto de archivo)

Publicado el: 11 julio, 2018

Vistas: 116