Acabar con la corrupción, una utopía

Reconoce el vicefiscal especializado,
Enrique Goff Ailloud

Mérida, Yucatán, 6 de diciembre de 2019.- El vicefiscal anticorrupción de Yucatán, Enrique Goff Ailloud, reconoció que acabar con la corrupción es una “utopía”, aunque explicó que hay que desmitificar que este flagelo es parte de la cultura mexicana.

Por su parte, el alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, recordó que la corrupción está presente en todas partes y en distintas magnitudes, por lo que las instancias de gobierno tienen que ir mejorando y perfeccionando sus procesos para combatirlo.

Señaló que actualmente las autoridades están obligadas a transparentar sus programas, planes, presupuestos y acciones, mientras que la ciudadanía tiene que presionar y generar información cuando detecte casos ilícitos.

La diferencia, precisó, es que los gobiernos estén dispuestos a corregir el rumbo en vez de ocultar los movimientos de su interior.

Este día, actores del servicio público unieron voces en el marco de la Semana Estatal Anticorrupción, y llamaron a la ciudadanía a ser protagonistas de las comunidades favoreciendo cambios basados en la civilidad, responsabilidad y honestidad.

Al arrancar la mesa de diálogo “Acciones y propuestas anticorrupción”, el titular de la Auditoría Superior del Estado (ASEY), Mario Can Marín, puso énfasis en el trabajo que realizan con los ayuntamientos yucatecos para instalar sus contralorías, lo que servirá para subsanar observaciones durante el proceso de fiscalización.

En su intervención, Goff Ailloud declaró que este flagelo afecta y vulnera los derechos humanos de los sectores más vulnerables, como las mujeres, los pobladores mayas, los niños y las personas de la tercera edad, por lo que tiene que ser sancionada para evitar repercusiones severas.

Por su parte, el comisionado presidente del Instituto Estatal de Transparencia (INAIP), Aldrín Briceño Conrado, sostuvo que la transparencia es una herramienta poderosa y fortalecida para detectar actos de corrupción e inhibirlos.

Recalcó que es deber de la ciudadanía señalar los actos ilegales de los servidores públicos y que hay que generar conciencia de la ética pública desde la premisa que este fenómeno daña a terceras personas.

Tras el acto protocolario, comenzó el foro con casi todos los actores involucrados, exceptuando a Barrera Concha, quien se retiró para asistir al evento de certificación de comisarías saludables, de lo que informamos en nota aparte.

Eduardo Herrera

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*