Alzas no afectarán al sector turístico

A partir de este año los visitantes extranjeros no pagarán 242 pesos, sino 480 para recorrer Chichén Itzá.

Mérida, 7 de enero del 2019.- El director del Patronato Cultur, Mauricio Díaz Montalvo descartó que el incremento en las tarifas de acceso a los principales sitios arqueológicos de la entidad afecte la afluencia de visitantes en esos puntos o a los negocios del sector turismo, tal y como han declarado líderes empresariales de ese ramo.

Como se ha informado en Desde el Balcón, el Paquete Fiscal aprobado por el Congreso local el pasado 30 de diciembre incluyó reformas a la Ley de Hacienda para aumentar el precio de la entrada a Chichén Itzá, Uxmal, Dzibilchaltún y Ek Balam tanto para visitantes nacionales e internacionales. Por ejemplo, a partir de este año los visitantes extranjeros no pagarán 242 pesos sino 480 para recorrer Chichén Itzá.

Esta situación generó descontento entre el sector empresarial del rubro, incluso el director del Consejo Empresarial Turístico (CETUR), Jaime Solís Garza, expresó que el incremento no fue consensado con ninguna asociación ni compañía y supondrá afectaciones tanto a los negocios como a la proyección turística de la entidad.

Entrevistado al respecto, Díaz Montalvo descartó afectaciones a la afluencia de visitantes por el alza en las tarifas, pues según explicó, la tarifa que se cobra en los sitios arqueológico  yucatecos sigue siendo una de las más económicas en el mundo.

“Un turista que viaja a cualquier parte del mundo, para entrar a cualquier sitio no paga menos de 20 dólares, que es más o menos lo que costaría el acceso a Chichén Itzá”, detalló.

Respecto al sector empresarial, admitió que se trató de un cambio “demasiado abrupto” pero indicó que los nuevos costos entrarán en vigor el próximo 1º de febrero, por lo que los agentes de viajes y tour operadores tienen todo este mes para pre-comprar los paquetes que han vendido previamente. Añadió que se les permitirá emplear los boletos adquiridos en enero durante varios meses para que sus socios en el extranjero puedan modificar sus precios.

A su vez, el funcionario insistió en que hace cinco años que no se eleva la tarifa, además de las zonas arqueológicas son cada vez más populares y por tanto, se requieren recursos para satisfacer sus nuevas necesidades.

Díaz Montalvo admitió que aún no se sabe exactamente a qué rubros será destinado el recurso recaudado con los nuevos costos, pero afirmó que la prioridad será mejorar la infraestructura de los paradores turísticos, particularmente el de Chichén Itzá.

En este punto, comunicó que la dependencia a su cargo está analizando el proyecto de renovación del parador de Chichén que dejó la administración estatal anterior para definir si se llevará a cabo o si será modificado. De hecho, mencionó que se reuniría con el gobernado Mauricio Vila Dosal para decidir ese punto.

Eso sí, reiteró que al parador de Chichén le hace falta “bastante intervención” en el área de sanitarios, que calificó de “antiguos”, y en la planta de tratamiento de aguas, que está a punto de rebasarse. “Es un tema delicado, son cosas que no se ven y por eso a lo mejor no se les da mantenimiento, pero es muy importante intervenirlas”, puntualizó.

Finalmente, mencionó que la expectativa es que este año el Patronato junto con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) definan qué proyecto implementarán para mejorar el parador. Añadió que el plan del Gobierno estatal anterior requeriría una inversión de entre 10 y 12 millones de pesos, mientras que construir un parador nuevo costaría cerca de 85 millones de pesos. (Lilia Balam).

Publicado el: 7 enero, 2019

Vistas: 433

,