Arriesga funcionaria del ISSSTE vida de afiliados

Aun sin quirófanos, Subdirectora de Administración niega recursos para subrogar atención quirúrgica

Mérida, Yucatán, a 3 de diciembre de 2019.- A pesar de que los cuatro quirófanos del Hospital Regional del ISSSTE de Mérida se encuentran fuera de funcionamiento por el cambio de los aires acondicionados, la subdirectora administrativa del nosocomio, Mariana Fernández Mena, se niega a autorizar recursos para subrogar el servicio de atención quirúrgica, lo cual pone en riesgo la vida de las derechohabientes en caso de un urgencia.

Fuentes al interior de la citada clínica señalan que la dirección del hospital solicitó a la Subdirección Administrativa recursos extraordinarios por 5 millones de pesos para que los pacientes que requieran de manera urgente una operación puedan ser atendidos en algún hospital privado.

Sin embargo, afirman que Fernández Mena, quien fue nombrada por el Gobierno Federal, se opone a la subrogación porque “no quiere beneficiar a clínicas privadas y porque así lo establecen los lineamientos de la 4T, como parte de la lucha contra la corrupción”.

Empleados del Hospital Regional del ISSSTE manifiestan su preocupación de que en cualquier momento se requiera una intervención de urgencia, ya que sería imposible realizarla.

Se averiguó que el pasado mes de octubre, el sistema de aire acondicionado presentó fallas y luego de una revisión por parte de los técnicos se determinó que era necesario y urgente cambiar todo el sistema, el cual tiene 53 años.

Por ello, la Dirección del hospital se vio en la necesidad de cerrar la quirófanos, y los trabajos debieron comenzar ayer 2 de diciembre, pero la empresa contratada por la Subdirección de Admnistración no se presentó; los trabajos deben concluir el 31 de diciembre.

Asimismo, personal de Urgencias lamenta la negativa de Fernández Mena de subrogar el servicio quirúrgico, sobre todo en diciembre que es cuando aumentan los accidentes y muchos de los casos requieren una operación de carácter urgente.

Por otra parte, trascendió que la Subdirección de Administración ha suspendido el pago a los proveedores de radioterapia, oxígeno y de oftalmología avanzada, los cuales han amenazado con suspender el servicio hasta que reciban los pagos atrasados.

También, en este mes las enfermeras y médicos más antiguos deberan salir de vacaciones que por ley les corresponden, pero el hospital no cuenta con recursos para contratar a médicos eventuales ni de guardia, lo que pone más en riesgo la salud de los derechohabientes.

En ambos casos Mariana Fernández Mena se niega a autorizar los recursos para subsanar estas obligaciones, poniendo por encima de la vida de los derechohabientes y pacientes las políticas de la 4T.

Jorge Euán

Publicación Anterior:
Siguiente Publicación:

Publicado el: 3 diciembre, 2019

Vistas: 555