CARNAVAL DE PÉRDIDAS: TIRO AL BLANCO

Pues el alcalde de Mérida, Renan Barrera Concha, tendrá que meditar si no está obligado hacer un cambio en el Secretariado Ejecutivo del Comité Permanente del Carnaval de Mérida, cuyo titular, Oscar Alfonso Cambranes Basulto, por segundo año consecutivo, le deja cuantiosas pérdidas económicas al Ayuntamiento de la ciudad capital que tendrá que sacar 72 millones de pesos para enfrentar los gastos de la fiesta del pueblo, realizada en el recinto ferial de Xmatkuil.

Faltaría checar los números para determinar si la no autosuficiencia económica del carnaval meridano tiene que ver con la polémica decisión de sacarlo del Paseo de Montejo, o la ineptitud de quienes manejan el Comité permanente y que cínicamente piden subsidio hasta por escrito al cabildo meridano para cubrir lo gastado en esas carnestolendas, y por segundo año consecutivo.

Y si antes el oneroso subsidio para realizar las festividades dedicadas al dios Momo pasaban desapercibidas, ahora, en plena contingencia de salud y pandemia, es sencillamente inaceptable.

Así que el edil meridano está contrarreloj y no podrá esperar varias ediciones más para que su carnaval sea «autosostenible», así que ojalá Cambranes Basulto explique bien lo que hizo, o mejor dicho, lo que no pudo hacer. 

El alcalde está obligado a supervisar si su gente está o no haciendo lo correcto y, en el caso de Cambranes Basulto, bien valdría la pena saber porque en dos años no ha logrado cuando menos reducir los subsidios oficiales para esas fiestas, por cierto, no prioritarias.

Desde el Balcón