Crece tráfico de aves protegidas en Yucatán

Loros, pericos y guacamayas son unas de las especies más vendidas en el mercado negro

Mérida, Yucatán, 20 de julio de 2020.- La “mala costumbre” de tener ejemplares silvestres como mascotas va en aumento en Yucatán pues ocasiona que loros, pericos y guacamayas se conviertan en las especies más traficadas en el país y a nivel local.

En entrevista, Vanessa Martínez García, directora del Proyecto Santa María, mencionó que a pesar de que según la Norma Oficial Mexicana 059-Semarnat-2010 mantiene a estas especies en una categoría de riesgo, cada día hay más compradores.

Informó que en la Península de Yucatán se ha detectado y confirmado la interacción entre compradores y traficantes que operan en la entidad. El resultado de estos esfuerzos han sido los decomisos que autoridades federales y estatales han realizado en el Aeropuerto Internacional de Mérida.

«Las redes sociales han visualizado y potenciado el comercio ilegal de especies silvestres y ha sido el desinterés o la omisión de las autoridades encargadas de combatirlo lo que estimula esta actividad ilícita», denunció.

Señaló que hacer denuncias públicas en redes sociales “parecen ser de las pocas maneras de detener este tráfico», destacó.

«Por el confinamiento que obligó la pandemia, la sociedad prestó más atención al tema y se involucró mediante opiniones, ejerciendo presión derivada de su inconformidad por el daño causado a la fauna local”, manifestó.

La investigadora también dijo que la delegación de la PROFEPA en la entidad está dirigida por personas que hacen caso omiso y por alguna razón no quieren actuar de la forma correcta.

«Hemos probado con denuncias presenciales y en línea y no hay respuesta; la PROFEPA solo ve inconsistencias y las desecha con el fin de no actuar”, sentenció.

Afirma que cuando hacen alguna denuncia en su página de Facebook y se logra viralizar, es cuando obliga a los funcionarios federales a salir de sus oficinas y toman cartas en el asunto. Pero mientras las denuncias no se logren viralizar, difícilmente la dependencia federal hace caso y persigue el tráfico de especies animales en peligro de extinción.

Jonatan Hilera