Ejidatarios de Molas denuncian despojo

Afirman que 925 hectáreas de la reserva Cuxtal fueron vendidas a un grupo de especuladores

Mérida, Yucatán, 10 de octubre de 2019.- Ejidatarios de la comisaria meridana de Molas, exigen a los magistrados del Tribunal Agrario, así como al Ayuntamiento de Mérida, que no permitan se les despoje de 925 hectáreas, que presuntamente fueron vendidas a un grupo de especuladores.

Isauro Ku Sosa, representante de los 91 afectados, señaló que está área forma parte de las 10 mil 757 hectáreas que conforman la reserva Cuxtal, zona que se vería afectada, pues según dijo, quieren destruir la flora y fauna de la zona mencionada.

“Aprovechándose de que en agosto de 2006 se hizo una asamblea amañada y viciada, donde se violaron leyes constitucionales y de violó un decreto publicado en el Diario Oficial de Yucatán; esperamos que los magistrados nos den la razón. Estas 925 hectáreas no se pueden enajenar, por eso los especuladores se frenaron” explicó.

De acuerdo con las declaraciones de Isauro Ku, en la asamblea mencionada participaron el ex comisario Ejidal, Alejandro Cruz Mota, la visitadora de la Procuradora Agraria, Diana Alcázar González, un notario público y el entonces delegado del Registro Agrario Nacional (RAN) Carlos Aldrin Briceño Ramírez.

Sobre los títulos que ya fueron expedidos -y que buscan se revoquen- han sido tramitados por la familia Almazán Arteaga, específicamente por Antonio Almazán Arteaga, quién actualmente ya tiene algunos títulos parcelarios en su poder.

Recalcó que la denuncia que interpusieron -desde el 2013 para que se eche atrás esta venta de tierras- es contra las personas que participaron en esta asamblea, principalmente contra el Comisario Ejidal de aquellos tiempos, pues al contar con la figura jurídica, no debió permitir este procedimiento.

“Aparentemente las tierras están vendidas, pero no pudieron sacar algunos títulos, porque están en el Registro Público de Propiedad. Sí le pagaron a los ejidatarios, a cada uno le dieron 50 centavos por metros, es decir 5 mil por hectárea, con eso pretendieron engañar a los ejidatarios” explicó.

Aunado a esto, dijo, el llamado a aclarar esta situación es el Ayuntamiento de Mérida, pues explicó que el propio Manuel Fuentes Alcocer tuvo conocimiento de esta situación y declaró que “la transacción no procedía porque no le habían avisado al Municipio de este proceso”.

Dijo que en caso de que esto se aclare y sea a favor de ellos -cómo esperan-, la Comuna podría indemnizarlos y evitar que se perjudique “el pulmón verde” de Mérida.

Karen Clemente

Publicado el: 10 octubre, 2019

Vistas: 72