Gobierno estatal se desentiende de artesanos

El director del Patronato Cultur dice que será la Federación quién dará solución a peticiones de vendedores de Chichén Itzá.

Mérida, Yucatán, 13 de junio de 2019.- El Gobierno federal ha atraído el conflicto de los artesanos y comerciantes, que se instalan en la zona arqueológica de Chichén Itzá, pues el proyecto del tren maya generó otras opciones de solución, las cuales están respaldadas por el Gobierno de Yucatán.

Al respecto, el director del Patronato Cultur, Mauricio Díaz Montalvo, afirmó que el Gobierno federal busca una solución integral al caso de los artesanos y comerciantes que se encuentra en la zona arqueológica de Chichén Itzá.

Precisó que actualmente hay 970 oferentes dentro de la zona arqueológica y 90 afuera, con los cuales hay diálogo constante y los encargados del parador turístico están pendientes de que se respeten las normas.

“Este es un tema que atendimos desde que inició esta administración. Actualmente, instancias del Gobierno federal, como el INAH, Fonatur y la Secretaría de Cultura, con el apoyo del Ejecutivo estatal, atienden esta problemática porque el anuncio de que el tren maya pasará por Chichén Itzá cambió las estrategias de solución a este conflicto”, manifestó.

El problema de los artesanos de Chichén Itzá se agravó en 2017, cuando los gobiernos federal y estatal suspendieron las mesas de diálogo, donde pedían la expropiación de 700 hectáreas de la zona arqueológica, sin que los ejidos se vean afectados.

Asimismo, exigen el reconocimiento legal del espacio de trabajo de los mil artesanos y comerciantes que laboran en el interior de la zona arqueológica

Por ello, el funcionario puntualizó que las instancias federales y estatales implementan acciones para evitar conflictos con los artesanos de la citada zona arqueológica, pues los vendedores que están dentro del sitio se coordinan con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en lo que respecta a horarios de entrada y salida y la forma en que ofrecen sus productos.

Adelantó que este año se han dado los primeros pasos para el reordenamiento, no sólo de la actividad comercial, sino de todo el sitio, “ya que el paso del tren maya cambió la percepción de solución de este conflicto”.

“Estamos en pláticas con las dependencias federales sobre los avances de este proyecto y sólo esperamos conocer el sitio exacto donde se ubicará la terminal del tren maya para definir un plan de reordenamiento comercial y de servicios en Chichén Itzá”, explicó.

Informó que este año, a pesar de los recortes presupuestales y la política de austeridad, se han hecho mejoras al parador turístico de Chichén Itzá por casi 1.5 millones de pesos, consistentes en la ampliación y mejoramiento de espacios, como baños, oficinas y en puerta está ampliar el museo de sitio.

Cabe recordar que la administración pasada redireccionó 40 millones de pesos que se aplicarían en el parador de Chichén Itzá y los destinó a la construcción del Centro Internacional de Congresos de Yucatán.

Díaz Montalvo consideró que la solución integral a este conflicto avanzará en tiempo y forma para que comerciantes y artesanos cuenten un lugar seguro donde vender y el turismo se lleve una buena impresión de Yucatán.

Jorge Euán

Publicación Anterior:
Siguiente Publicación:

Publicado el: 12 junio, 2019

Vistas: 96