Iglesia quiere sumar a más jóvenes

Son tiempos de reflexión y de espiritualidad, dice el padre Jorge Carlos Menéndez

Mérida, Yucatán, 20 de abril de 2019.- El padre Jorge Carlos Menéndez Moguel aseguró que la Iglesia Católica de Yucatán encabezada por el arzobispo de Yucatán, Gustavo Rodríguez Vega, ha emprendido toda una labor para incorporar a un mayor número de jóvenes en las labores y tareas de la Arquidiócesis de la entidad, para fortalecer la fe y creencia cristiana entre las nuevas generaciones.

«Cada vez son más los jóvenes que participan en diferentes tareas y encuentros, así como en programas de colaboración a favor de la Iglesia Católica y esto se puede observar ahora durante los días de la semana Santa», precisó a Desde el Balcón.

De igual forma, precisó que los días de la Semana Santa, deben ser una «nueva  oportunidad de reflexión para tener en cuenta que debe prevalecer el amor y la paz en la vida del ser humano, pero también para que todos en cualquier nivel –todas las iglesias y las autoridades– reconozcan que sino hay paz, no hay justicia, porque “la paz es la hija de a justicia”, refirió.

El párroco Menéndez Moguel, precisó que lejos de pensar que estos días son un acontecimiento histórico que se debe recordar como lo es la Independencia de México o la Revolución Mexicana, el sacrificio que Dios hizo por todos fue en defensa de la dignidad de la persona y de la familia y que no le importó aceptar dócilmente una culpa que no tenía, por salvar a los demás.

Señaló que lamentablemente hoy en día, esa razón, la defensa de la dignidad de la persona, no se contempla de manera integral, porque hay muchos intereses egoístas, que no les importa faltar a la dignidad de las personas y de la misma familia.

“Hay que saber distinguir entre recordar un acontecimiento histórico como lo es  la revolución o la independencia de nuestra patria, que son  efemérides importantes, pero diferentes a volver a vivir el ministerio pascual de Cristo, que viene a reforzar y alimentar nuestra fe”.

Agregó, “ Son de los tiempos más fuertes del año, (la Semana Santa), porque podremos alimentar nuestro seguimiento a Jesús no como un recuerdo bonito, sino como una bocanada de oxígeno a nuestra fe”.

Consideró también que en segundo lugar, estos días son propicios para preguntarnos el motivo de la muerte y resurrección de Cristo, porque Cristo muere para defender la dignidad de la persona, por el respeto a la dignidad de la persona que no es patrimonio de la fe,; se defiende la dignidad de la persona, no porque Cristo lo diga; se defiende a la persona humana que sea, es decir, desde que empieza a ser persona, desde que el óvulo se une con el espermatozoide, y así inicia la dignidad de la persona, hasta  cuando termina su vida de manera natural, Cristo –aclaró– defiende a todo hombre y toda una mujer.

Hay por tanto que agradecerle a Cristo ese sacrificio, y convertir los días de la Semana Santa, en una  extraordinaria ocasión para contemplar amorosamente estos días.

En tercer lugar, dijo Menéndez Moguel,  es  útil contemplar algunas figuras que acompañan toda la historia de la pasión y muerte y resurrección de Cristo,  por ejemplo, la fidelidad de su madre María al pie de la cruz, que muestra el sufrimiento de una mujer que estuvo firme a lado de su hijo, es una frase muy fuerte,   “de pie junto a la cruz”, es muy fuerte, tendríamos que detenernos a pensar en ella, en esa esa mujer tan  valerosa que pese al dolor y sacrificio,  se mantuvo  estoicamente.

Estos días son de fe, de reflexión, de análisis y de búsqueda de paz y espiritualidad, no hay que ver este asueto como el festejo y la «pachanga», sentenció.

Yazmín Rodríguez Galáz

Publicado el: 20 abril, 2019

Vistas: 133