Impactante erupción del volcán Taal en Filipinas

Emiten alerta de ‘tsunami volcánico’

Manila, Filipinas, 12 de enero de 2020.- A lo largo de este domingo la actividad del volcán de Taal se incrementó y generó una erupción de humo de un kilómetro de altura. Ante el temor de una “erupción inminente” miles de personas fueron evacuadas o en varias localidades al sur de Manila, Filipinas.

El Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas de manera escalonada la alerta del nivel 1 al 4 en una escala de 5  tras la intensificación de la actividad en el cráter del volcán de Taal, donde se ha formado un lago, y se ha advertido de la posibilidad  de que se produzca un “tsunami volcánico“.

Este fenómeno se produce cuando el agua del lago de la caldera del volcán es desplazada por la deformación del fondo del lago debido al  ascenso del magma, explica el organismo en su último boletín.

Además podría haber vertido de material piroclástico al lago y se  podrían producir deslaves debido a la actividad volcánica. Mientras,  continúan los temblores de tierra y la caída de cenizas y vapores.

“La actividad eruptiva del cráter principal del volcán Taal se ha  intensificado y la erupción ha causado ya una columna de vapor de  entre 10 y 15 kilómetros de altitud, rayos volcánicos y ceniza húmeda  hasta localidades como Quezon City”, ha explicado el Instituto.

Las autoridades pusieron en marcha la evacuación de los municipios de San Nicolás, Balete y Talisay, cercanos al volcán situado a 65 kilómetros al sur de Manila, confirmó el portavoz del Consejo Nacional de Reducción de Riesgo de Desastres, Mark Timbal.

Según datos de 2017, la población de estos tres municipios se situaría entre los 6.000 y los 10.000 habitantes.

Personal de la Cruz Roja de Filipinas se desplazó a la zona para ayudar con las labores de evacuación.

Por su parte, el aeropuerto Internacional Ninoy Aquino de Manila, situado a sur de la capital, anunció a las 18.27 hora local (10.27 GMT) la suspensión de todos sus vuelos, tanto llegadas como salidas, debido a la erupción del volcán, de cuyo cráter sale una enorme columna de humo y ceniza.

La ceniza expulsada ha llegado a todos los barrios de Manila, que se encuentra a más de 60 kilómetros del volcán.

El Departamento de Salud advirtió de que la exposición a la ceniza puede causar problemas de salud por lo que recomendó que los habitantes de las zonas afectadas eviten estar al aire libre y si lo hacen que usen mascarillas y gafas.

Miles de turistas visitan cada año al Taal y algunos realizan excursiones hasta su cráter, parcialmente inundado y en el que es fácil ver pequeñas fumarolas.

El volcán, que mató a 1.300 personas en 1911 y a 200 en 1965, forma parte de una cadena volcánica que se extiende por la región occidental de la isla de Luzón.

Agencias


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*