Incrementan 44% casos de depresión en Yucatán

El trastorno mental impacta mayormente a las mujeres

Mérida, Yucatán, 05 de septiembre de 2021- En lo que va del año, la depresión registra un incremento de 44.3% con 909 casos (230 hombres y 679 mujeres) diagnosticados al 21 de agosto. En 2020 al mismo corte, se tenían 630 casos.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud, 2020 concluyó con 987 casos (233 hombres y 754 mujeres), por lo que la cifra de este año se encuentra cerca de alcanzar este registro.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica, en algún momento de su vida 9.2% de la población sufrieron un trastorno afectivo. También indica que las mujeres son el grupo de población más afectado con un 10.4% y solo el 5.4% de los hombres sufrió esta enfermedad.

La pandemia del COVID-19 ha provocado que los meses de confinamiento, la situación crítica en los hospitales, los duelos sin despedidas y los problemas económicos, causen otra crisis para la salud mental. Se estima que durante el confinamiento el 80% de las personas han desarrollado emociones que podrían afectar su salud mental como angustia, miedo e incluso pánico y terror.

Estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), estiman que una de cada 4 personas desarrolla un cuadro depresivo en su vida y menos del 25% recibe un tratamiento efectivo, razón por la cual se calcula que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo; ante lo cual se considera un problema de salud pública, especialmente cuando es de larga duración porque causa gran sufrimiento y altera las actividades laborales, escolares, así como las familiares.

En los peores casos la depresión puede llevar a cometer suicidio, motivo por el que cada año mueren cerca de 800 mil personas y se considera la segunda causa de muerte en el grupo de 15 a 29 años.

El doctor Sigfrido Rangel, director médico de GSK señaló que en México la depresión es la enfermedad más discapacitante y supera otras condiciones crónicas como diabetes, trastornos respiratorios, enfermedades cardiacas o artritis. Quienes desarrollan depresión pierden hasta 2.7 más días de trabajo que aquellas con otro tipo de enfermedades crónicas.

“Es por ello que queremos marcar un cambio en la forma de tratar la depresión, ya que gracias al nuevo mecanismo de acción de clorhidrato de anfebutamona, que actúa en la inhibición de la recaptura de la dopamina y noradrenalina, ayudaremos a más de 2.1 millones de personas que actualmente no cuentan con un tratamiento que les que les permita recuperar su calidad de vida”, agregó.

“La depresión se puede tratar con terapia de conversación, con medicación antidepresiva o con una combinación de ambos métodos. En el plano mundial se ha planteado que el tratamiento más adecuado para la depresión es aquel que combina el uso de fármacos antidepresivos con psicoterapia cognitivo conductual o interpersonal”, comentó el Dr. Felipe Vázquez, profesor en psiquiatría y gerente médico para Sistema Nervioso Central en GSK México.

“Los antidepresivos representan una opción de tratamiento para la depresión efectiva, segura y de rápido efecto, ya que en dos semanas habitualmente se observan diferencias notables en el bienestar de las personas. Los nuevos tratamientos como el clorhidrato de anfebutamona ayuda a las personas que viven con trastornos de depresión a recupera su energía, placer, motivación y felicidad para continuar con sus actividades diarias”, concluyó.