Jeque pide golpear a esposas pero sin lastimarlas

Los egipcios lo tomaron como una orden sagrada del Corán para justificar la violencia intrafamiliar.

El Cairo, Egipto,10 de junio de 2019.- El gran jeque de la Universidad suní Al-Azhar intentó explicar el texto del versículo que muchos musulmanes utilizan para justificar el castigo corporal a las mujeres. Dijo que no estaba bien lastimar seriamente o causar daño permanente a la mujeres, pero estaba bien que los esposos golpearan a sus esposas mientras que no le causen daño grave.

«No debe romperle un hueso, ni provocarle daños en un órgano o miembro de su cuerpo ni pegarle con la mano en la cara ni darle heridas ni causarle perjuicio psicológico. El objetivo es golpearle de una manera simbólica con el Swak (un pequeño palo de madera que se usaba como cepillo de dientes).»

Su comentario despertó una enorme polémica en la sociedad egipcia y muchos intelectuales musulmanes lo tomaron como un fatua, un pronunciamiento legal o jurídico del Islam, basado en una interpretación del Corán de un imán, para legitimar la violencia contra las esposas de los sunitas.

Pero la Universidad Al-Azhar,considerada por la mayoría de los musulmanes suníes como la escuela más prestigiosa, salió a desmentir que su gran jeque hubiese querido amparar la violencia contra las mujeres.

En un comunicado, la organización dijo que «golpear a la esposa se ha convertido en una algo que causa daño psicológico y se refleja negativamente en la familia.»

Según Al Azhar, el jeque no intentó justificar la violencia contra la mujeres utilizando el Corán, porque el texto sagrado musulmán en realidad no avala la violencia entre un marido y esposa.

«El intelectual de Makkah, Ibn Atta, fue uno de los primeros que se negó a golpear (a su esposa) y no lo consideró contrario a lo que se dijo en el Sagrado Corán», explicó la institución.

Sin embargo, el controversial pronunciamiento del gran jeque desató un gran debate en el mundo musulmán. Islam Bahiri, un académico de origen musulmán, publicó una columna en contra de la opinión del jeque el-Tayeb sosteniendo que «el Islám no permite violencia de ningún tipo contra las mujeres.»

Bahiri dice que no hay ninguna línea en los textos sagrado que permita que una esposa sea golpeada para ser disciplinada y que los primeros investigadores interpretaron la palabra «Nashuz» en el Corán sin tratar de entender el contexto o incluso el «hadiz» (los comentarios que pudieran ayudar a entender la coyuntura) del profeta Mahoma.

Agencias.

Publicado el: 10 junio, 2019

Vistas: 95