Mala ortografía, buen sueldo

Un anuncio escrito en cartulina fosforescente llama la atención por su mala ortografía. Sin embargo, eso es lo que menos importa ya que saben reconocer sus errores pero aún más sus aciertos: pagan bien.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*