Preocupa impacto de proyectos en la costa yucateca

Colectivo ciudadano busca que el desarrollo no afecte al medio ambiente

Mérida, Yucatán, 15 de abril de 2019.- Con la llegada de proyectos como el Tren Maya, el Tianguis Turístico y planes alternos a la Zona Económica Especial (ZEE), que se proyectan para la costa de Yucatán, surge la preocupación de cómo se afectará la movilidad, el medio ambiente, el saneamiento, turismo y el desarrollo urbano.

“Es importante que como parte de estos proyectos se logre un desarrollo sostenible que beneficie a los habitantes de la zona costera”, señaló Alfonso González Fernández, coordinador del  colectivo Sinergia.

“Si sigue la Zona Económica Especial de Progreso impactaría a más de 40 mil personas que viven ahí, qué servicios urbanos necesitarán, transporte, mercado, escuelas y la forma en cómo participarán en la vida económica de la costa; tenemos que prevenir cómo se van a resolver estos problemas y no solo dejar que el Estado se ocupe porque sabemos que los recursos son limitados”, dijo.

Por su parte, Carlos Ramírez Aguilar, presidente de la Asociación Mexicana de la Construcción, comentó que el sistema de agua potable comprende las poblaciones de Chelem, Chuburná, Chibxulub, Flamboyanes y San Ignacio, área que integra 21 mil tomas que dan servicio al sistema, y esto incluye congeladoras, hoteles y casas.

Expresó que además de Chicxulub a Uaymitún hay 615 viviendas que no cuentan con el servicio y que se abastecen por medio de pipas, por lo que habría que hacer un esfuerzo para abastecer del vital líquido a esas familias.

“La cantidad de agua para abastecer a la población es de 560 litros por segundo para que no tener un déficit del agua, por lo general este gasto se da temporadas vacacionales, pero hay que ver que todo el año llegan extranjeros a comprar o rentar casas, por lo que también hay que brindarles un buen servicio”, dijo.

En su turno, Antonio Pérez Gallareta aseguró que por la contaminación está dañando la duna costera, la cual ayuda a frenar los huracanes y que el agua contaminada llegue al mar.

“Debido a la contaminación los peces se alejan más de la costa porque no hay oxígeno por la presencia de aguas residuales de tipo doméstico o industrial”, indicó.

Comentó que de igual forma se está tirando nitrógeno y fósforo, que fertiliza el mar, lo que provoca que haya más sargazo.

“El manglar sirve para quitar ese nitrógeno y fósforo; había una planta de tratamiento que el Estado construyó con un crédito internacional pero nunca se puso a funcionar, por lo que habría  poner en marcha un plan para ir saneando esta zona”, recalcó.

Asimismo, Elías Cisneros indicó que otro tema muy importante es ordenar el uso de suelo, buscar una armonía entre los comercios, vivienda, industria, así como la reglamentación para la construcción, imagen urbana, para que funcione de manera correcta en la costa.

“Si bien Yucatán es un atractivo para la inversión por la calidad de vida que disfrutamos, estamos en un punto de equilibrio por lo que no podemos perder esa tranquilidad”, dijo.

También, indicó que el Gobierno federal no ve con buenos ojos la Zona Económica Especial, “le ha puesto un freno y para este colectivo es de gran preocupación que no se convierta en un elefante blanco, sino que cuando haya una opción de cambio se transforme en al pósito para la península”.

Finalmente, el colectivo de Sinergia llevará a cabo un foro el  7 de mayo próximo en Progreso, para identificar todas estas  problemáticas.

A este evento asistirán autoridades estatales, municipales y federales, así como empresarios y sociedad en general para analizar y resolver esta problemática.

Verónica Camacho


Publicado el: 15 abril, 2019

Vistas: 247

, ,