Rescatan a pareja en estado de deshidratación

Habitante de una ranchería de Tekax fue por sus padres a su parcela; no sabía de ellos desde el martes

Tekax, Yucatán, 6 de junio del 2020.- La señora Angélica Góngora Marín, de la localidad La Chaya, en el municipio de Tekax, tuvo que caminar 12 kilómetros en los caminos inundados para ir en busca de sus padres que se encontraban incomunicados en la parcela Trinidad II.

La tekaxeña contó a Desde el Balcón que no sabía nada de sus padres, que son de la tercera edad, por lo que decidió ir en busca de ellos sin importar el temporal, las inundaciones y la distancia.

Desde el lunes no tenía noticia de ellos por lo que, desesperada, buscó ayuda con sus demás familiares para que vayan a la parcela donde viven, sin embargo, los sobrinos de doña Angélica no sabían dónde era exactamente, y con las carreteras inundadas, no podrían orientarse.

La señora Luisa Marín Cervantes se encontraba incomunicada desde hace cuatro días en la ranchería Chaya, en Tekax.

Entonces doña Angélica decidió ir en busca de sus padres sola. Los familiares, al ver que pasaban las horas, luego los días, y no regresaba, además de que las inundaciones se agravaban con la creciente de las calles y los deslaves de los cerros, se preocuparon y decidieron buscar ayuda en las autoridades.

Fue entonces que, con ayuda coordinada de la Policía Municipal de Tekax, la Secretaría de Seguridad Pública y la Sedena, implementaron este día un operativo para ir en busca de doña Angélica Góngora Marín y sus padres, el señor Mario Góngora y la señora Luisa Marín Cervantes.

La señora Angélica Góngora Marín es atendida por paramédicos de la Cruz Roja Mexicana.

El operativo salió de la cabecera municipal desde las primeras horas del día de hoy y fue a la 1 de la tarde cuando dieron con la parcela Trinidad II, donde estaba la señora Angélica acompañada de sus padres, sin víveres, ni agua, y con las cosechas perdidas.

Los elementos de la Policía Municipal de Tekax y el Ejército Mexicano ayudaron a estas personas de la tercera edad a salir del lugar que estaba incomunicado e inundado. Gracias a ellos, se dio aviso de que había más gente atrapada en sus casas y que no podían salir a causa de la creciente agua, gente que se dedica a la milpa y siembra de hortalizas.

Pobaldores, con ayuda de las autoridades, improvisaron lanchas para trasladar a los afectados.

Finalmente, cuando llegaron a la cabecera municipal de Tekax, se les hizo una revisión médica por paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública quienes informaron que sus signos vitales eran satisfactorios, solo presentaban un leve cuadro de deshidratación.

El Mayor Javier Espinoza Mercado de la Décima Región Militar informó que se rescataron a 11 personas que estaban atrapadas en la ranchería de Chaya y que no podían salir por víveres ya que desde hacía tres días que no habían recibido agua ni alimento.

Jonatán Hilera