Tren maya frena la industria de la construcción

Foto Agencias.

Trabajos a cargo de la Sedena impiden participación de constructoras yucatecas

Mérida, Yucatán, 21 de diciembre de 2020.- El presidente nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Eduardo Ramírez Leal, lamentó que la recuperación del sector que se esperaba en el cierre de este año finalmente no llegó.

En rueda de prensa virtual, afirmó que las obras del tren maya y del Aeropuerto de Santa Lucía a cargo la Sedena impidió la participación de constructoras, por lo que ahora, dirigen sus proyectos a la inversión privada, la cual generan una mayor expectativa de crecimiento, sobre todo en la Península de Yucatán y sureste del país.

Indicó que de los 418 mil 122 millones de pesos de obra pública que establece el presupuesto de egresos del 2020, el Observatorio de la Industria de la Construcción, con base en información pública, señala que hasta octubre pasado se había contratado apenas el 22 por ciento del monto aprobado.

En el caso de Yucatán, la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC), que encabeza Raúl Aguilar Baqueiro, señala que la pandemia del Covid-19 hizo decrecer al sector en 7 por ciento, es decir, se dejaron de percibir más de 119 millones de pesos en comparación con 2019.

Este organismo empresarial indica que las expectativas de los constructores yucatecos no se cumplieron debido a la recesión económica mundial, los recortes del gasto público y la inestabilidad de los mercados financieros, como consecuencia de la pandemia.

Además, desde 2019 el sector de la construcción en la entidad atravesaba por una crisis la cual se agudizará por la reducción del presupuesto para el 2021, ya que a la obra pública se le quitó 400 millones de pesos menos para obra pública.

Cabe destacar que el 20 por ciento de la actividad de la construcción en Yucatán depende de la obra pública, por lo que en 2021, los empresarios yucatecos impulsarán proyectos privados.

Jorge Euán