Va para atrás objeción de conciencia

Legisladores suspendieron la discusión que permitiría a un médico librarse de realizar un aborto

Mérida, Yucatán, 9 de octubre de 2019.- Con 17 votos a favor y a petición de Movimiento Ciudadano, el Pleno del Congreso del Estado aprobó la moción suspensiva para evitar la discusión del dictamen que modifica la Ley General de Salud del Estado en materia de objeción de conciencia.

Fue la diputada Silvia López Escoffié la encargada de hacer la petición, pues según dijo, existen varios puntos que no son considerados, por lo que el dictamen regresará a la comisión de Salud para que sea nuevamente discutido y enriquecido.

Previo a la sesión, su compañera, Milagros Romero Bastarrachea adelantó que harían esta petición, toda vez que “habría que complementarla para que quede con el ideal del respeto a la libre conciencia de los profesionales, pero salvaguardando el derecho de acceso a la salud que tienen los ciudadanos”.

Argumentó que si bien es una disposición federal, esta se encuentra impugnada en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por lo que aseguró que al no tener aún una resolución no se puede abordar, además señaló que en el estado se tienen los fundamentos para que esta iniciativa no sea abordada.

En días pasados, la Comisión de Salud del Congreso, presidida por el panista Manuel Díaz Suárez, aprobó el dictamen que incluía la iniciativa de objeción de conciencia, en ella se establece que personal médico y de enfermería que laboren en las instituciones estatales pueden hacer uso de este recurso, mediante el cual se pueden negar a participar en alguna intervención o procedimiento, salvo en casos que pongan en riesgo la vida de los pacientes.

Por su parte, el Díaz Suárez reiteró que esto no es a “ocurrencia” suya o de su bancada, pues dijo se trata de “dar cumplimiento a un mandato federal que fue publicado desde mayo de 2018 en el Diario Oficial de la Federación y que dicta la modificación de la Ley General de Salud en su artículo 10 Bis que contempla esta figura” y aclaró que se puede hacer uso de la objeción de conciencia por formación ética, profesional o creencias.

Añadió que la misma legislación se establece que las entidades federativas tienen 180 días naturales a partir de su entrada en vigor para armonizar sus leyes locales, por lo que aseguró estarían cayendo en desacato, además añadió que, aunque el dictamen regrese a la Comisión no se podrá hacer mayor cambio, pues solo se trata de una armonización con la Ley federal.

Pese a estos argumentos, la moción suspensiva fue aprobada por las fracciones parlamentarias de Movimiento Ciudadano, el Revolucionario Institucional, el Partido Verde y Nueva Alianza, además de algunos integrantes de Morena.

Karen Clemente


Publicado el: 9 octubre, 2019

Vistas: 46