Murió Miguel León-Portilla

Filósofo, humanista, historiador y escritor, dejó huella en la academia mexicana con obras como ‘La visión de los vencidos’

Ciudad de México, 2 de octubre de 2019.- Los vencidos y las culturas indígenas mexicanas quedaron ayer en la orfandad con el fallecimiento de su férreo defensor: el filósofo, humanista e historiador Miguel León-Portilla, quien tras estar nueve meses internado, primero en el Hospital Español y luego en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, debido a una insuficiencia pulmonar, murió a los 93 años.

La noche de ayer, tanto académicos, como quienes fueron sus alumnos lamentaron su deceso, pues ya no estaría el Maestro entusiasta que siempre estuvo ávido de compartir su conocimiento. Ya no escucharían esa palabra sabia del autor de uno de los libros fundamentales de la historia de México, Visión de los vencidos, donde contó la conquista española, pero desde la perspectiva de los indígenas.

La noticia de la muerte del “caballero águila” la dio su alma mater, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde era investigador emérito.

“La Universidad Nacional Autónoma de México informa del muy lamentable deceso, a los 93 años, del Dr. Miguel León-Portilla, ilustre universitario, humanista, maestro de maestros, investigador emérito y doctor honoris causa de esta casa de estudios”, publicó la institución en su cuenta oficial de Twitter.

En seguida, las redes sociales se inundaron de lamentos por la pérdida del intelectual. Todos coincidían en destacarlo como “férreo defensor” y “promotor” de las culturas originarias.

“Murió Miguel León Portilla, pionero en los estudios de la filosofía, el lenguaje y la cultura náhuatl. Fue también un férreo defensor de las culturas originarias y publicó decenas de libros tan espléndidos como Visión de los vencidos”, lamentó el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

El autor de Erótica náhuatl es considerado uno de los grandes intelectuales de la segunda mitad del siglo XX.

“Es autor de dos libros fundamentales La filosofía náhuatl estudiada en sus fuentes y Visión de los vencidos. Rescató una parte importante de nuestra historia, que teníamos ignorada o mitificada, y no solamente se preocupó por los mexicanos antiguos, como él les llamaba, sino por las comunidades indígenas del mundo de hoy”, destacó Javier Garciadiego, director de la Academia Mexicana de la Historia, en entrevista con La Razón.

Garciadiego, presidente de la institución cuyo primer emérito fue León-Portilla lo recordó como un hombre estusiasta y comprometido.

“Nos deja ejemplo de trabajo de entusiasmo, de compromiso, de alegría. Admiro su capacidad de trabajo, de emocionarse, de descubrir, de innovar, su fuerza de trabajo, era un hombre de una gran intensidad, tenía la fuerza de un joven adulto”, rescató Garciadiego.

Ejemplo de ello fue que incluso hospitalizado el filósofo dictaba textos a sus familiares. El pasado 3 de junio, su yerno Gerardo Hierro compartió que a pesar de sus graves problemas de salud seguía dando la batalla, como “el más aguerrido de los caballeros águila. Llegó a dictarme algunos textos nuevos. Me decía tengo mucho que escribir. Es así como don Miguel expresa su gran amor por México, por medio de su tinta, que lleva su ser”.

Su amor por México quedó plasmado también en libros como Los antiguos mexicanos a través de sus crónicas y cantares (1961), El reverso de la conquista. Relaciones aztecas, mayas e incas (1964), Tiempo y realidad en el pensamiento maya (1968) y Quince poetas del mundo náhuatl (1993), por ejemplo.

A través de estos “compartió sus ideas, sus costumbres, sus creencias, sus producciones artísticas y su versión de la historia que les tocó vivir, la cual también es nuestra historia, también es nuestra voz. Todo eso y más significa Miguel León-Portilla”, destacó la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto.

Agencias

Publicación Anterior:
Siguiente Publicación:

Publicado el: 2 octubre, 2019

Vistas: 90