Dan certeza jurídica a convivencia entre adolescentes

Urgen por acciones legales para garantizar unión parental entre menores

Mérida, Yucatán, a 9 de junio de 2019.- Pese a que ya es ley la norma para que por ningún motivo dos menores de edad contraigan matrimonio, ahora se tendrá que establecer acciones legales para atender y dar certeza jurídica a la convivencia parental entre menores, porque seguirán registrándose parejas menores de edad que tengan hijos y es preciso que estén jurídicamente protegidos, afirmó el magistrado Santiago Altamirano Escalante.

Señaló que ahora por ley, los menores no podrán contraer matrimonio, “pero es definitivo que seguirán registrándose relaciones y convivencia sexual entre adolescentes, pero tendrán que vivir en concubinato, lo que no debe quedar desprotegido, ya que, al mantener una convivencia también pueden estar protegidos ante actos jurídicos, mucho más si logran tener hijos en esa relación”.

En marzo pasado, el Senado de la República aprobó una ley para prohibir el matrimonio infantil, acto que entró en vigor el pasado lunes para todo el territorio nacional. La decisión legislativa busca acabar con los contratos familiares, usos y costumbres en zonas del país y reducir el embarazo infantil.

Sobre este tema, Altamirano Escalante, responsable del área de Justicia para Adolescentes del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Yucatán, destacó, «por ley no se podrán realizar contratos matrimoniales entre menores de edad, pero está claro que las relaciones entre adolescentes se mantendrán, de esta manera, será necesario que el estado tome medidas jurídicas para proteger los derechos de estos menores».

Agregó que los jóvenes que concreten una unión de vida, que sean menores de edad no podrán casarse, pero hay figuras jurídicas que pueden atender este problema, como es el caso de concubinato; sin embargo, es preciso que la ley proteja a esta unión a través de instrumentos jurídicos, mucho más si tienen descendencia.

«Tenemos que entender que hay un mundo normativo y un mundo real, en el mundo normativo, se ha establecido que los menores de edad no podrán casarse, hay que recordar que el matrimonio es un acuerdo de voluntades, lo que establece jurídicamente como un contrato», puntualizó.

Es por ello, que el estado debe de establecer acciones jurídicas que puedan proteger los derechos de estos menores, ya que, al vivir juntos y tener la relación, incluso si no fuera formal, debe de estar protegida por la ley y con ello atender los derechos del menor, incluso a tener un contrato matrimonial.

«Estamos dialogando con las distintas entidades jurídicas para que tengan una mayor conciencia de este problema y el estado tome las previsiones para instrumentar actos jurídicos, modificaciones o adecuaciones a la ley que protejan los derechos de estas personas y no queden lagunas en la protección que demandan los niños, niñas y adolescentes que establecen construir una convivencia y formar una familia», puntualizó.

Yazmín Rodríguez Galaz


Publicado el: 9 junio, 2019

Vistas: 108

,