Delegado de SAGARPA niega pobreza y hambre en Yucatán

Manuel Escoffié Pompeyo aseguró que todos en Yucatán tienen para comer y que no hay miseria.

Mérida, Yucatán, 27 de febrero de 2014.- El delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) en la entidad, Manuel Escoffié Pompeyo, aseguró que en Yucatán no hay hambre ni miseria, y que todos los yucatecos tienen para comer.

Durante un evento con productores rurales y funcionarios, declaró que “en Yucatán no hay pobreza porque nadie se ha muerto de ser pobre”.

Debido a esta declaración se le entrevistó para que abundara a qué se refería, y señaló que en el estado “todos comen”, y que hasta hoy día no tiene conocimiento de que alguien haya muerto de hambre o inanición en Yucatán.

“En otros estados oímos que hay hambre y miseria, pero aquí en Yucatán no lo hay, en todos lados comen”, sostuvo.

-¿Entonces no hay pobreza extrema en Yucatán?- se le preguntó.

«Para nada, no sé de dónde sacan eso,  le aseguro que en Yucatán no hay miseria, toda la gente tiene qué comer», respondió el titular de la Sagarpa en la entidad.

Escoffié Pompeyo dijo que él viaja con el gobernador Rolando Zapata Bello a todos los lugares “que se les llama marginados”, y ahí la población “tiene toda clase de alimentación”, pues cuentan con milpas, frijol, maíz “y los apoyos que les damos nosotros (las instituciones de gobierno)”.

“Vamos a todos los lugares que se les llama marginados, se les llama así porque están al margen, en los límites del estado, pero no es que estén marginados, se les llama marginados malamente; ellos están dentro del estado, son los que están más lejos”, dijo.

Señaló que el gobernador se mete hasta el lugar más lejos en los pueblitos, “pero ni siquiera son pueblitos, son rancherías, todos tienen tortillas, maíz, tienen todo”.

-Pero tenemos entendido que Yucatán tiene problemas de desnutrición infantil- se le cuestionó durante la entrevista.

«La diferencia que hay es en el tipo de comida, no es lo mismo lo que comemos en la ciudad que lo que se come allá (en los pueblos), lo que pasa es que ahí no tienen la modernización que hay acá de las tiendas y de los supermercados,  ellos no lo tienen allá», argumentó.

“Pero de comer, todos comen re bien, hasta yo he comido con ellos, con tortillas calientitas, poquito de huevo, poquito de frijol… yo lo comería diario”, abundó.

Como ejemplo, el funcionario relató que hace unos días fue a un pueblito donde una familia lo invitó a comer, y que a pesar de que eran más de 20 personas en esa casa –entre abuelos, tíos, hermanos, nietos- “comimos a todo dar”.

En esa ocasión Escoffié Pompeyo comió de una olla de frijol, con tortillas hechas a mano, huevo sancochado con limón y chile habanero, según  relató.

En la entrevista se le preguntó si la Cruzada Nacional Contra el Hambre en Yucatán era innecesaria porque según él no hay pobreza, a lo que respondió que se trata de un proyecto para cambiar la fisionomía y la cara de México, “pues en otros estados puede que si haya (miseria), pero yo hablo de Yucatán, que es lo que conozco, y no hay”.

Sin embargo, según las últimas estadísticas del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), del 2008 al 2010 el porcentaje de la población en situación de pobreza aumentó del 46.7% a 47.9%, y el de pobreza extrema de 8.2% a 9.8 % en Yucatán. (Herbeth Escalante;  foto de Lorenzo Hernández)

Publicado el: 27 febrero, 2014

Vistas: 4274

, ,