Supervisan trabajos en la 60 Norte

El concreto hidráulico tiene una vida aproximada de 30 años y mejora la iluminación del alumbrado público.

Mérida, 21 de enero de 2014.- Durante la visita de supervisión que realizó hoy por la mañana, el Alcalde Renán Barrera Concha comprobó la calidad y las bondades del concreto hidráulico con el que el Ayuntamiento está sustituyendo la carpeta de rodamiento de la calle 60 Norte, así como los servicios periféricos que se están instalando.

Además de la larga vida del nuevo material, calculada en unos 30 años, el concreto hidráulico permite el mejor aprovechamiento de la iluminación del alumbrado público debido a su reflectancia, y transmite menos calor al medio ambiente.

Renán Barrera recibió la información sobre los detalles de la obra y los avances, de parte de Carlos Arcudia Aguilar, director Municipal de Obras Públicas, en lo que será el centro de la glorieta que se construye en la confluencia de la calle 60 Norte y la Av. Marcelino Champagnat, junto al monumento del fundador del movimiento Marista.

Se informó al Concejal que la glorieta constará de tres carriles para dar mejor fluidez al tránsito, incluyendo uno de desaceleración para que quienes vienen del Norte puedan dirigirse hacia el Fracc. Francisco de Montejo.

También se construirán pasos peatonales que atravesarán la Prolongación de Montejo y la calle 60, pasando por debajo del puente, para dar seguridad a quienes vayan a la Gran Plaza.

Para evitar posibles accidentes, se retirará la conexión aérea de alta tensión que pasa junto al monumento a Marcelino Champagnat, para hacerla subterránea en ese tramo.

El Ing. Arcudia Aguilar explicó que aunque al inicio de su vida la inversión en calles de concreto hidráulico es elevada, de $12.5 millones por kilómetro, en tanto que se erogan $4.7 millones por las de asfalto, esa diferencia se va reduciendo con el correr del tiempo, en primero porque requiere menos mantenimiento, y porque su durabilidad es mucho mayor.

Precisó que para la obra, primero se coloca una base de concreto fluido de 10 centímetros de espesor, de mucha resistencia (MR-42), luego el piso de concreto de 20 centímetros de espesor, reforzado y con igual resistencia.

Además de la carpeta de rodamiento, también se realizan trabajos periféricos, como aumentar el número de pozos del sistema de drenaje pluvial, las aceras de toda la vía, nuevas instalaciones de agua potable, pasos peatonales, reparación de guarniciones, etc.

La reconstrucción de esa importante vía se realiza en dos etapas: la primera, dividida en cinco fases, comprende todo el cuerpo oriente, desde el Circuito Colonias hasta la calle 17 (avenida Marcelino Champagnat) con 3,462 metros lineales en total, más 491 metros lineales del cuerpo poniente. La segunda, va de la calle 27 del Fracc. Loma Bonita, hasta el Circuito Colonias. Los trabajos comenzaron en la segunda quincena de octubre

Renán Barrera se mostró satisfecho por el avance de la obra pero, sobre todo, por la calidad de los trabajos en su conjunto. Pidió al Ing. Arcudia Aguilar continuar al pendiente de los trabajos para que se mantenga la calidad a la que están acostumbrados a recibir los meridanos de la actual administración.

También estuvieron presentes en el recorrido de inspección el C.P. Enrique Baquedano Pérez, director del Centro Universitario Montejo; el Lic. Ignacio Ponce Manzanilla, director de Asuntos Corporativos Bepensa; Dip. estatal Mauricio Vila Dosal, y David Loría Magdub, subdirector de Vías Terrestres, entre otros.

Publicado el: 21 enero, 2014

Vistas: 1264

,