TIRO AL BLANCO

El video que el martes pasado subió nuestra página www.desdeelbalcon.com y en sus redes de Facebock y Twitter, en donde una maestra lloraba al enterarse que nuevamente no cobraría el sueldo fruto de su trabajo en las oficinas de la Secretaría de Educación del Gobierno de Yucatán (SEGEY), se hizo viral al grado de llegar a poco más de 1 millón 148 mil vistas, lo que puso de manifiesto el impacto e importancia de las redes sociales hoy en día, y la reacción de indignación y solidaridad que provocó el ver a la mentora llorar y con impotencia y rabia gritar, «Ya no quiero ser maestra…».

El ejemplo de lo que ocurre en una sociedad que votó por transformar las cosas y en el cambio o las modificaciones -aún es pronto para saber si fue para bien o para mal- han surgido los imprevistos, pues las políticas de austeridad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador en aras de evitar despilfarros y corrupción, han acabado por retrasar y demorar muchas cuestiones administrativas y presupuestales, como en el caso de los maestros federales de Yucatán que han hecho horas extras o que bien trabajaron por contrato y durante varios meses y que no han podido cobrar.

Sin embargo, ante la presión social ejercida por las redes, se supo que esta maestra ya pudo cobrar un aproximado de 60 mil pesos que se le adeudaba desde el mes de agosto al mes de diciembre.

El gobierno del panista Mauricio Vila Dosal, no ha recibido aún los recursos federales correspondientes para esa parte del magisterio federal (los que están bajo contrato) y que sigue esperado les paguen sus ingresos como mentores.

Estos cambios han puesto a mucha gente en el umbral de la desesperación como bien mostró el video exclusivo de nuestro portal informativo.

Por ello también es digno de tomar en cuenta que haya sensibilidad en el gobernador Vila Dosal, quien decidió cancelar el impuesto sobre Infraestructura de seguridad, en aras de no impactar los bolsillos de miles de yucatecos.

Desde el Balcón

Publicado el: 15 enero, 2020

Vistas: 136