Mendicidad, negocio de mafias

Algunos padecen de sus facultades mentales, pero otros son explotados por dinero

Mérida, Yucatán, 7 de octubre de 2019.- Ante la muerte reciente de dos personas en situación de calle, el Ayuntamiento de Mérida debe trabajar para mejorar la salud de ese segmento de la población, afirmó  el director de Desarrollo Social, José Luis Martínez Semerena.

En un recorrido por el Centro Histórico de Mérida, se observó que hay al menos una persona en indefensión por cada calle, números que se multiplican por la noche, cuando se puede observar a decenas de ellos durmiendo en las calles de la urbe.

Ante esto, Martínez Semerena apuntó que en una tarea conjunta, se trata de darles a estas personas un sitio para dormir, agua caliente y comida cada noche en el asilo El Buen Samaritano.

“Estamos realizando un censo, en conjunto con el DIF, para ubicar a estas personas. Pero más allá de eso, sabemos que esta gente probablemente tenga un hogar al cual regresar y buscamos, junto con la Fiscalía, restituirlas. Coincide que muchas personas que aparecen en los registros de la FGE como desaparecidos o secuestrados se quedaron deambulando en la ciudad ya sea por enfermedad mental o simplemente por alejarse de sus familiares, pero debemos regresarlos con ellos a fin de acabar con la mendicidad”, dijo.

En otra de las vertientes de este flagelo social, se observó en el primer cuadro de la ciudad a los “pordioseros”, personas que viven de la caridad de otros, quienes por lástima o empatía les dan una moneda.

En algunos lugares céntricos, como el Pasaje “Emilio Seijo”, pueden observarse hasta dos personas pidiendo “caridad”, con pocos metros de distancia. En algunos casos, deambulan por el mercado Lucas de Gálvez y piden monedas a quienes ahí comen, o a los turistas, quienes muchas veces los ven extrañados de que no reciban una atención adecuada de su gobierno.

Estas personas han sido señaladas como parte de una “mafia”, pues se ha visto que son dejados por presuntos familiares con el fin de que obtengan dinero y así explotarlos. Al respecto, Martínez Semerena fue muy claro al decir que se deben denunciar todo este tipo de situaciones.

“Se han realizado algunos operativos, en coordinación con la Policía Municipal, para detectar estas situaciones. Sobre todo, vemos que menores son explotados por una mafia del sur y centro del país para que vendan productos en el primer bloque de Mérida”.

Pese a esto, reiteró que el apoyo de la sociedad es básico para acabar con estos malestares sociales y dotar de mejor calidad de vida a cualquier sector en indefensión.

“Si a la gente hoy no le duele esta situación, si siguen pasando junto a los menesterosos en la calle, si siguen viendo a los niños trabajando y no les duele como sociedad, no podremos hacer nada al respecto. Necesitamos que la gente denuncie para que podamos actuar y juntos acabar con estos problemas”.

Jorge Eduardo Herrera Correa

Publicado el: 7 octubre, 2019

Vistas: 105